jueves, 27 de febrero de 2014

«Comunidades de Software Libre repudian la manipulación mediática y el uso de Internet para fomentar terrorismo contra Venezuela»

Firma el comunicado aquí.

El pasado 22 de febrero de 2014, el joven Elvis Durán de la Rosa, de 29 años, conducía su motocicleta en una importante avenida del este de Caracas aproximadamente a las 9 de la noche, cuando impactó contra una guaya o alambre de púas que la atravesaba y que no pudo ver a tiempo. Dicha alambrada fue colocada por manifestantes opositores venezolanos atravesando una vía pública en horas de la noche, como parte de los obstáculos y barricadas emplazadas en numerosas vías de comunicación en una serie de manifestaciones violentas denominadas “La Salida”, que tienen la intención de forzar a renunciar al Presidente Nicolás Maduro, elegido por la mayoría del pueblo de este país hace apenas 10 meses. Durán no pudo evadir la alambrada e impactó contra la misma, con consecuencias nefastas: el joven falleció instantáneamente, prácticamente degollado [1].

Él es es una de las 16 personas que han muerto en Venezuela producto de las manifestaciones lideradas por el sector más violento de la oposición. De estos fallecidos, al menos tres personas (el joven Durán; la señora Delia Lobos [19], fallecida el 22 de febrero en Mérida, y el joven Eduardo Anzola, fallecido el 25 de febrero en Valencia [20]) murieron cuando la motocicleta donde se desplazaban no pudo evadir las alambradas de púas o barricadas tendidas por manifestantes opositores en avenidas, calles y autopistas venezolanas, como forma de “protegerse” de personas que usan motocicletas, a quienes llaman de forma despectiva “los colectivos chavistas”.

De allí que muchos venezolanos quedamos perplejos luego de que Eduardo Arcos, miembro del staff del reconocido portal de tecnologías alt1040.com, haya decidido ilustrar la nota “Comunidad de software libre en Venezuela inicia petición a favor de la neutralidad en la red” [2] con un alambre de púas similar al usado para causar la muerte de estas tres personas.


Creemos que su falta de sensibilidad al usar esa imagen denota una de dos cosas: O un profundo desconocimiento de la realidad venezolana, o la intención de amedrentar y amenazar a los factores de izquierda que apoyamos al Presidente Nicolás Maduro. Esperamos sinceramente que la razón sea la primera, y no la segunda.

Probablemente el Sr. Arcos y los lectores de alt1040 desconocen que, desde el pasado 12 de febrero, Venezuela está sumida en una ola de manifestaciones dirigidas por factores de derecha contra el gobierno venezolano. Al margen de la posición política que cada quien pueda tomar, un grupo de estos opositores han realizado acciones realmente repudiables, que incluyen destrucción de servicios y bienes públicos (trenes, al menos 40 metrobuses, seis vehículos de la estatal telefónica venezolana, etc.), golpizas a conductores de metrobuses y trabajadores del Metro [11][12], ataques físicos contra las personas que han intentado pasar por las barricadas, colocación de las alambradas, derrame aceite en el asfaltado para provocar accidentes [13], colocar clavos especiales (llamados “miguelitos” en Venezuela) para reventar cauchos de vehículos en las autopistas, clavar cabillas en las vías, destrucción infraestructura de la empresa estatal que provee de teléfonos e Internet [8][9][10], y una gran cantidad de etcéteras, que han perjudicado mucho más a la población civil que al gobierno.

Es poco conocido que unas treinta personas han fallecido desde el 12 de febrero al sufrir problemas graves de salud y no poder llegar a centros asistenciales por culpa de los bloqueos [18], entre ellas la señora Luzmila Petit de Colina, madre de la periodista Jean Francis Colina [16], trabajadora del canal público Venezolana de Televisión y amiga de muchos miembros de los colectivos de software libre venezolanos. Dicho canal fue asediado por opositores durante 8 días consecutivos [14], y el periodista de este canal Ronald Muñoz sufrió graves heridas el pasado 25 de febrero cumpliendo con su trabajo periodístico en el estado Táchira [6]. Televisoras comunitarias como Montaña Tv también fueron atacadas [17].

Concurrentemente, se han producido ataques cibernéticos contra más de 160 páginas web de entes públicos [15], entre ellos las de medios de comunicación como Telesur y Venezolana de Televisión, los dos principales canales de televisión públicos del país, de las cuales se reporta continuamente su imposibilidad de ser visto en el exterior.

Medios internacionales hablan constantemente de 16 muertos dándose a entender que todos son estudiantes universitarios que manifiestan contra el gobierno. Al respecto, un comunicado emitido este 26 de febrero y firmado por numerosos y reconocidos defensores de derechos humanos venezolanos [23], lista los casos de personas fallecidas en las protestas y las circunstancias que rodean su muerte. Allí se demuestra que sólo 4 de los once casos examinados fallecieron por agresiones de los cuerpos de seguridad venezolanos: el resto de los casos corresponde a personas que intentaron pasar o limpiar barricadas y fueron agredidos por manifestantes opositores; o víctimas de disparos entre civiles (incluyendo civiles opositores). Dicho informe no incluye a otras personas que murieron en las protestas, como el motorizado Eduardo Anzola, fallecido este 25 de febrero al impactar una guaya [20], al motorizado Antonio Valbuena, a quien le dispararon cuando intentaba quitar escombros en una vía en Maracaibo [25] o al joven Jimmy Vargas, que según la cadena CNN murió el día 24 al caer accidentalmente de una platabanda [21].

Otro hecho poco conocido es el trabajo de la Fiscalía, que ya ha detenido y pasado a investigación a 9 efectivos de la Guardia Nacional y cuerpos policiales por su presunta responsabilidad en la muerte de manifestantes [22].

Lamentamos que el comunicado que alt1040 da a conocer, firmado por numerosos colegas y compañeros de derecha de la comunidad de software libre, no comience con un firme, claro e inequívoco repudio a la violencia, venga de donde venga. Nosotros sí queremos manifestarlo: rechazamos rotundamente el uso de la violencia y la violación de todo tipo de derechos humanos: tanto los de los manifestantes fallecidos por excesos policiales, como los de personas que querían pasar por una avenida y se les coartó su derecho al libre tránsito, como el de aquellas personas que fallecieron producto de trampas y barricadas colocadas por manifestantes, como el de aquellas personas que fallecieron porque un bloqueo no les permitió llegar a un centro asistencial a tiempo. Rechazamos la destrucción de bienes públicos, los ataques y golpes a funcionarios y trabajadores de servicios de Metro, Metrobús y similares, el ataque a la Fiscalía General de la República el 12 de febrero, la vandalización de semáforos e instalaciones de telecomunicaciones, crímenes ecológicos como el corte de árboles para usarlos como barricadas o la generación de incendios forestales como forma de “manifestación”.

Sobre los alegados bloqueos a sitios web

En el documento se afirma que existe una “violación al derecho de libre acceso a la información evidenciada recientemente por (la) restricción del acceso a los siguientes sitios Web”, citándose entre ellos a twimg.com (que hospeda imágenes de la red social Twitter), pastebin.combit.lyzello.com y “diversos portales de noticias a nivel nacional” que no son mencionados. El documento informa que hay “aproximadamente 500” sitios web siendo bloqueados en este momento, pero indican que no tienen un listado confiable porque el gobierno no es lo suficientemente transparente.

En primer lugar, rechazamos que se informe de forma ambigua y poco precisa sobre los bloqueos, dando a entender a personas en el exterior del país que los sitios y servicios mencionados no pueden ser accedidos, y que hay cientos de sitios web que están bloqueados en nuestro país. Esto es rotundamente falso: son miles los sitios web con tendencia política claramente opositora que están disponibles y pueden ser accedidos en Venezuela en este momento. No hay ni una sola persona en Venezuela que pueda decir que no está enterado de lo que ocurre en el país.

En particular, el alegado bloqueo al sitio web twimg.com, que impidió a los usuarios de esta red social ver y subir imágenes, ocurrió únicamente entre el 14 de febrero en la noche y el 15 de febrero en la madrugada, por unas cuantas horas, afectando sólo a los usuarios de la empresa pública estatal Cantv (en Venezuela hay numerosos proveedores de Internet, y en los demás no ocurrió el bloqueo). Resaltamos además que ningún usuario reportó haber tenido problemas para tuitear o leer tuits, y de hecho las denuncias sobre la imposibilidad de ver imágenes fueron hechas principalmente a través de esta red social. Algunos de quienes suscriben este comunicado, expertos en informática, realizaron pruebas aquel día que les convencieron de que el bloqueo ocurrió desde un equipo ubicado en la red interna de Cantv. De cualquier forma, el bloqueo a las imágenes en Twitter fue eliminado a las pocas horas y la empresa Cantv emitió un comunicado rechazando enfáticamente las acusaciones de bloquear Internet [24], por lo que algunos especulan que el mismo pudo deberse a una falla interna o por medidas tomadas tras un ataque informático. En este momento, Twitter continúa totalmente abierto al acceso de todas y todos los venezolanos, al igual que bit.ly.

El caso Zello

El bloqueo a Zello.com, si bien algunos de quienes suscribimos este documento pensamos que puede ser excesivo y poco útil, es necesario contextualizarse para entender sus razones. Zello es una aplicación privativa de walkie talkie virtual, que permite que grupos de personas puedan comunicarse entre sí con mensajes de voz en salones virtuales, de acuerdo a su ubicación física o intereses comunes. En estos momentos, Zello es utilizado por la oposición en Venezuela como una herramienta para planear, dirigir y coordinar actos violentos. incluso asesinatos, con el objetivo de crear un ambiente de caos para infundir miedo y terror en la población con el fin político de derrocar al Presidente Nicolás Maduro para sustituirlo por un Gobierno de facto, como ya ocurrió en 2002.

Por ejemplo: Robert Alonso, prófugo responsabilizado por haber ocultado, en el año 2004, a más de 100 paramilitares en una hacienda de su propiedad para intentar un ataque terrorista contra el entonces presidente Hugo Chávez [29], es uno de quienes utiliza Zello a través del canal “Guarimbero Mayor” para promover mensajes desestabilizadores contra Venezuela. A través de dicho canal, él y otras personas han brindado instrucciones sobre cómo destruir la propiedad publica, dañar semáforos, atravesar vehículos en las vías coartando el derecho de los demás a circular, echar ácido de batería a los guardias nacionales y otra cantidad de acciones que claramente son delitos graves. Su canal tiene más de 800 personas conectadas casi permanentemente.

Si bien ningún funcionario del gobierno bolivariano ha reconocido públicamente que la red Zello.com está siendo bloqueada por el Estado, algunos de los informáticos que suscriben este documento estamos convencidos, basándonos en pruebas técnicas, de que sí hay un bloqueo a Zello desde Venezuela. Como venezolanos, estamos en contra de los bloqueos a aplicaciones y redes sociales, pero creemos que, por encima del derecho a la libre información, está el derecho a la vida. El uso de Zello para difundir estrategias criminales para lograr asesinar a otros venezolanos por el sólo hecho de ser chavistas, enseñar a crear métodos para atacar a la Guardia Nacional Bolivariana, verterles ácido de batería, fabricar bombas molotov con napalm para atacar a efectivos policiales, destruir instalaciones públicas, echar aceite y objetos filosos cortantes en las carreteras para provocar accidentes automovilísticos, cometer crímenes ecológicos e incluso hablar de colocación de bombas, explosivos o desatar una guerra civil, es una clara violación a todas nuestras leyes, atenta contra la seguridad pública y la paz de todos nuestros ciudadanos y pone en peligro la vida de numerosas personas inocentes. Lo anterior es a todas luces, terrorismo y así debe declararse y en consecuencia condenarse, como en efecto expresamente condenamos.

Como ejemplo, anexamos tres audios.
  • Este primer audio fue grabado del canal "Venezuela SOS" y corresponde al usuario Tío Policarpio el día de ayer. Dice literalmente: "Yo con mi grupo quemé la Corporación de Turismo aquí en San Cristóbal y yo no hice mucha boleta. ¡Quemen las plantas bajas de los edificios para que no tengan acceso! ¡Agarren a los guardias de arriba de los edificios y con las resorteras tírenles metras, revuelvan en los frascos de malta cloro Mas con cloro del otro normal, y tírenles bombas molotov con anime! ¡ Agarren las estaciones del Metro, secuestren los vagones principales y quítenles los controles de mando, secuestren el ferrocarril! ¿Cómo es posible que en  Charallave, en Cúa estado Miranda hayan carnavales? Tranquen las vías de acceso a las playas, tranquen La Guaira, tumben los semáforos, vamos a hacer guarimbas, ya basta de este régimen, y si hay que matar, hay que salir a matar!"

    http://www.goear.com/listen/215cf66/mensaje-terrorista-traves-zello-zello
  • Este segundo audio (parcial) explica cómo fabricar armas químicas, en este caso napalm (mezcla de gasolina y otros aditivos que la hacen más peligrosa y difícil de apagar y desprender) para usarla en bombas molotov que serán usadas contra la Guardia Nacional. Explican cómo lanzarla de forma apropiada para causar el mayor daño posible a los efectivos.

    https://mediacru.sh/UxxX3eLo_dxY y http://www.youtube.com/watch?v=0DlX0voKAvk (resumen)
  • Este tercer audio es una selección de grabaciones de los canales "La Salida" y "Guarimbero Mayor" en Zello grabadas entre el 25 y 26 de febrero de 2014. En este audio se escucha a diferentes participantes llamando a lanzar bombas molotov a la Guardia Nacional, destruir semáforos y árboles para usarlos como barreras en las vías públicas, crear barricadas usando automóviles y escombros para dañar a motorizados, vertir ácido de batería en los escombros de las barricadas para que nadie pueda removerlos, y otra cantidad de desmanes similares.

    http://www.youtube.com/watch?v=wjaHiyjxAQo

¿Es para esto que nuestros compañeros emiten un comunicado, defendiendo la supuesta libertad de información y exigiendo el desbloqueo de Zello?

La libertad de información no puede ponerse por encima del derecho a la vida

En todo caso, queremos recordarle a los dueños de la empresa Zello.com que Venezuela es un país soberano e independiente y que, así como ellos están obligados a a trabajar con los cuerpos de seguridad estadounidenses cuando la red Zello es usada por alguien para cometer delitos, así mismo les exhortamos a que trabajen en conjunto con el gobierno venezolano para bloquear de la red a terroristas y personas que emiten mensajes que estimulan la violencia y ponen en peligro la vida de ciudadanas y ciudadanos venezolanos. ¿Por qué Venezuela debe permitirle a cualquier empresa extranjera que sus redes violen nuestras leyes y fomenten el terrorismo con total impunidad, en un momento en el que están desestabilizando nuestro sistema político y económico? ¿Qué haría su empresa si un reconocido terrorista que vive fuera de los Estados Unidos utilizara la red Zello para promover la colocación de bombas en su país, la agresión contra la vida de funcionarios públicos y ataques terroristas dentro de dicho país? ¿No sería bloqueado de inmediato? ¿Qué haría el gobierno de Estados Unidos, o de cualquier otro país, si un conjunto de personas usaran los servicios de una empresa venezolana para animar a los ciudadanos estadounidenses a fabricar armas para agredir y matar a otros, y para desestabilizar e intentar derrocar a su gobierno?

Es necesario recordar que, en la Declaración de Principios de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de Información, convocada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (organismo  de la ONU especializado en Telecomunicaciones) en Ginebra, Suiza, en 2003, se señala claramente que "La gestión de Internet abarca cuestiones técnicas y de política pública (...)  A este respecto se reconoce que: la autoridad de política en materia de política pública relacionada con Internet es un derecho soberano de los Estados". Igualmente, se señala que "todos los actores de la Sociedad de la Información deben adoptar las acciones y medidas preventivas apropiadas, con arreglo al derecho, para impedir la utilización abusiva de las TIC, tales como actos ilícitos o de otro tipo motivados por el racismo, la discriminación racial, la xenofobia, y las formas conexas de intolerancia, el odio, la violencia, todo tipo de maltrato de niños". [3]
Somos defensores de la libertad de expresión y de libre información, pero insistimos: por encima de ese derecho está el derecho a la vida. Si la empresa Zello, o cualquier otra empresa nacional o extranjera, no quiere ayudarnos a preservar ese derecho, apoyaremos al gobierno venezolano en las acciones que tenga que tomar para que dicha empresa no opere en Venezuela.

Igualmente, ratificamos nuestra confianza en el gobierno bolivariano que preside Nicolás Maduro, en particular en este momento en el que se vive el preludio a un golpe de Estado. Exigimos que se respete la voluntad de 7.587.532 personas (el 50,61% de las y los votantes) que el pasado 14 de abril de 2013 votaron por Maduro como Presidente, y exhortamos a quienes no estén de acuerdo con su gobierno a que esperen los lapsos establecidos en nuestra Constitución: el año 2016 para intentar convocar un referendo revocatorio, o el año 2019 para una nueva elección.

Sin embargo, exhortamos al gobierno del Presidente Maduro ser muy cuidadoso con los bloqueos a páginas web que decidan realizar en este momento de contingencia. Los bloqueos, en nuestra opinión, deben ser temporales, deben debatirse por un equipo multidisciplinario, y deben utilizarse principalmente cuando la vida de personas esté en juego. Cada bloqueo que se decide ejecutar sirve para reforzar la falsa matriz de opinión por parte de medios internacionales de que en Venezuela se está acabando con la libertad de expresión y de información, y cualquier profesional en informática tiene las herramientas para determinar desde dónde se está produciendo dicho bloqueo, por lo que exhortamos a que, en aquellos casos donde se decide hacer uno, se actúe con transparencia, emitiendo comunicados públicos que expliquen las razones y la duración del mismo, e incluso que se abran canales de comunicación con la empresa extranjera responsable de dicho sitio web -en aquellos casos en los que sea prudente y necesario- para notificarle de las acciones a tomar para que dicho bloqueo sea eliminado.

El caso Pastebin

Por ejemplo: El caso del bloqueo al sitio web Pastebin.com aparentemente se debió a que dicha página se está usando para distribuir instrucciones para realizar un “webhive” (ataque informático por negación de servicio) contra más de 160 páginas web del Estado venezolano. De ser esa la razón, pensamos que dicha empresa debería estar dispuesta a dialogar con el Estado venezolano para eliminar esas instrucciones, como también lo haría con el gobierno estadounidense si también le requiriera lo mismo.

El estado Táchira

El comunicado también habla del “corte generalizado del acceso a internet a una región del país por parte de la compañía nacional de teléfonos de Venezuela (CANTV) desde el día miércoles 19 de febrero de 2014 hasta el viernes 21 de febrero de 2014 evidenciado por múltiples reportes ciudadanos en el estado Táchira”. Lamentamos que el comunicado no haya contextualizado e informado de los gravísimos eventos que ocurren en dicha entidad. El estado Táchira, fronterizo con Colombia, ha sido uno de los más afectados por los hechos violentos y arremetidas contra instalaciones públicas, incluyendo instalaciones de salud, residencias del ejecutivo y servicios públicos, causando daños a las infraestructuras de Cantv y de otros entes del Estado.

El Presidente Nicolás Maduro ha denunciado la presencia de grupos paramilitares contratados por personas interesadas en promover acciones separatistas en este importante estado fronterizo venezolano, en abierta violación a los artículos 11. 13 y 15 de la Constitución relativos al territorio, su integridad, defensa y soberanía.

Sobre el tema de las fallas de Internet, que el comunicado de derecha denuncia como “corte generalizado del acceso a internet a una región del país”, el pasado 21 de febrero Manuel Fernández, ministro de Ciencia y Tecnología, negó que se tratara de bloqueos e informó que “en algunos casos se producen cortes de la fibra por accidentes, en otros por hechos de vandalismo, pero siempre procedemos a empalmarlos para optimizar el servicio. En esta ocasión tuvimos problemas en la zona norte de Táchira y dentro de San Cristóbal con algunas tanquillas, porque se han presentado muchas quemas en la ciudad” [26] [27]. El gobernador del Táchira, José Vielma Mora, confirmó los cortes de fibra óptica en una entrevista reciente y destacó que ni siquiera su oficina tenía Internet [35].

Hay que destacar que, si bien hubo reportes de tuiteros sobre problemas con ABA en algunos sectores de la ciudad de San Cristóbal, hubo otros casos de tuiteros que reportaron no haber sufrido estos problemas [28]. También hay que destacar que el ambiente de trancas y agresiones a trabajadores del Estado dificultaba que cuadrillas llegaran a los lugares donde hubo fallas para solventarlas. Todo apunta a que no existió ninguna intención de bloquear el Internet a los tachirenses, por parte de la estatal Cantv, y a que los redactores del comunicado divulgado por alt1040 mienten al acusar al gobierno de dejar un estado del país sin Internet por razones políticas.

Sobre la neutralidad de la red y la censura previa

Por otro lado, el comunicado emitido por la comunidad de derecha del Software Libre habla de “las repetidas y consuetudinarias violaciones a la neutralidad de la red, principio plasmado en nuestra Ley Orgánica de Telecomunicaciones (...) y la prohibición de la censura previa”. No se aportan pruebas ni ejemplos de ninguno de estos dos casos. Todo lo contrario, muchos de quienes firman el comunicado emitido desde alt1040 son reconocidos opositores políticos al gobierno venezolano a pesar de que trabajan en instituciones públicas o ejecutan contratos con el Estado, y así lo hacen saber en sus cuentas de Twitter, Facebook y demás redes sociales. Su libertad de expresión siempre se ha puesto de manifiesto. No entendemos en cuales casos se ha realizado “censura previa” por parte de ellos.

Sobre CESSPA

El comunicado escrito por miembros de la derecha de la comunidad de software libre también habla de “la violación a la privacidad de los ciudadanos evidenciada por la instalación de un Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (CESPPA), entre cuyas actividades, delineadas en el decreto 458 de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, publicado en la Gaceta Oficial N°:40266 del 7 de octubre de 2013 (...) está la vigilancia permanente de los flujos de información”.

Dicho comunicado ignora que el mencionado decreto fue reimpreso en la Gaceta Oficial 40.279 [34] modificando los artículos 3 y 10, que originalmente requerían a empresas privadas el suministrar información para el uso de los organismos de inteligencia. Dichas referencias fueron eliminadas, indicando que el CESSPA "solicitará, organizará, integrará y evaluará las informaciones de interés para el nivel estratégico que se vinculen a la seguridad de la Nación, provenientes de todos los organismos de seguridad e inteligencia del Estado, según lo requiera el Presidente de la República”. También se eliminó del artículo 10 la obligación de las instituciones privadas de “aportar toda la información requerida” por el Cesppa en el ejercicio de sus funciones. Diferentes organizaciones para nada vinculadas con el gobierno, como Espacio Público, han reconocido que CESPPA simplemente será “un órgano que coordina la información de inteligencia” de los diferentes entes del gobierno bolivariano. [7]

En el contexto mundial actual, los Estados deben desarrollar las condiciones que aseguren su soberanía, independencia, seguridad y defensa. En nuestro caso, esos principios se consagran constitucionalmente en los artículos 326 y 327. El CESPPA es la institución que el Estado venezolano se ha visto prácticamente obligado a establecer para protegerse de ataques internos y externos, en consonancia con el derecho a la autodeterminación de los pueblos para decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social y cultural, y estructurarse libremente, sin injerencias externas.

En contra de las mentiras sobre Venezuela

Hoy, 27 de Febrero de 2014, emitimos este comunicado cuando se cumplen 25 años de la tragedia conocida como “El Caracazo”, en el que miles de personas se volcaron a las calles en protesta por las medidas tomadas por el gobierno de aquel entonces, instigadas por el Fondo Monetario Internacional y otros organismos, para liberar los precios de los alimentos, gasolina y servicios públicos, iniciar una ola de privatizaciones y tomar una serie de medidas que afectaron terriblemente a la población, similares a las medidas que se toman en estos momentos en países europeos en crisis. El pueblo venezolano se volcó a las calles, y fue duramente reprimido por el gobierno de aquel entonces, usando armas de guerra y balas letales, dejando según cifras oficiales más de 500 muertos, pero más de 3 mil según otras fuentes. Nos alegramos de que el gobierno que hoy nos rige, formado por personas que trabajaron junto a Hugo Chávez Frías, sea garante de los derechos humanos de todos sus ciudadanos, comenzando por el derecho a la vida, pero abarcando también la libertad de expresión y el libre acceso a la información.

Repudiamos la matriz mediática que, a través de medios de comunicación internacionales, se cierne contra Venezuela en estos momentos, y exhortamos a los mismos a documentarse mejor sobre lo que ocurre en nuestro país. Exhortamos igualmente a la comunidad de Software Libre, Hardware Libre, Conocimiento Libre y Cultura Libre a nivel mundial a investigar lo que ocurre en nuestro país y manifestarse con urgencia pidiendo el fin de los ataques violentos por parte de sectores de la derecha venezolana, aupados e impulsados por el gobierno de los Estados Unidos.

Denunciamos que el sitio ALT1040, a través de algunos de sus colaboradores, se ha involucrado desde hace varios meses en los asuntos políticos de Venezuela, parcializándose en contra de los sectores que apoyan al gobierno de Nicolás Maduro y divulgando medias verdades e informaciones erróneas y no verificadas [32]. Exhortamos a ALT1040 a dar igual cobertura a todos los sectores del conflicto en Venezuela, y a publicar este y otros comunicados emitidos por los sectores de la comunidad de software libre que mayoritariamente apoyan al gobierno venezolano.

En Venezuela, las tecnologías libres están teniendo un repunte importante: Siendo un país con una población de casi 30 millones de personas, es uno de los pocos del mundo donde se han distribuido gratuitamente casi 3 millones de computadores para niños y niñas de escuelas, colegios y liceos a través del programa Canaima Educativo, todos usando software libre: un hecho prácticamente desconocido para quienes no viven en Venezuela, y que portales como ALT1040 jamás han reseñado. La Ley de Infogobierno, aprobada el año pasado por la Asamblea Nacional [31], se creó para complementar el Decreto Presidencial 3.390 firmado por el Presidente Hugo Chávez en 2004, con el fin de dotar al Estado de plataformas libres y estándares abiertos con el fin máximo de llevar a nuestra población la máxima suma de felicidad posible. Igualmente, hay que notar que es el Estado venezolano el que ha hecho mayores esfuerzos por incrementar el acceso de la población a Internet, alcanzando a 12 millones 990 mil usuarios [33], aproximadamente el 43 por ciento de la población, haciéndose énfasis fundamentalmente en sectores populares.

Estamos convencidos de que las tecnologías libres, el conocimiento libre y la cultura libre son vitales para construir una sociedad donde se erradique la pobreza, se elimine la ineficiencia y la corrupción dentro del Estado, y se solventen los más graves problemas de nuestra población, y no donde las tecnologías sean un instrumento para convertir a las personas en esclavas de las modas y el consumismo. Por ello, pedimos a los simpatizantes de las tecnologías libres, el conocimiento libre y la cultura libre a nivel mundial brindar su apoyo a Venezuela y ayudar a romper el cerco mediático, ayudándonos a divulgar lo que realmente ocurre en nuestro país.

Este comunicado fue una iniciativa de los camaradas de http://www.colibris.org.ve/ y ha recibido el apoyo de muchos otros colectivos. Por favor, manifiesta tu apoyo aquí.

miércoles, 26 de febrero de 2014

lunes, 24 de febrero de 2014

«La Guardia Nacional y Geraldine Moreno»

La Guardia Nacional y Geraldine Moreno

Por Luigino Bracci

Como revolucionario, lamento mucho las muertes de personas de ambos bandos en los sucesos de los últimos días. Geraldine Moreno llevaba varios días en una clínica resistiendo luego de que, según la prensa, un efectivo de la Guardia Nacional le disparara con perdigones en la cara a quemarropa, haciendo que perdiera un ojo y tuviera daño cerebral. Los hechos ocurrieron en el sector Tazajal del municipio Naguanagua  el pasado miércoles 19 de febrero. Luego de tres días luchando por su vida, Geraldine lamentablemente falleció este sábado 22.

De ser las cosas tal y como la describen la prensa, es un hecho repudiable y aborrecible. Y la persona responsable del disparo a quemarropa, sea quien sea, tendrá que ser juzgada y sentenciada a prisión por muchos años, sin ninguna excusa. Y, de ser falsa la información, es una lástima que nadie haya salido a desmentirla en tres días. Pero hay varias cosas sobre el tema de la Guardia Nacional de las que he sido testigo directo, y tengo cosas que quiero decir desde hace días; tal vez este sea el mejor momento para decirlo.

El principal canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), está enclavado en medio de una zona residencial de clase media, en Los Ruices (este de Caracas), donde viven miles de personas en edificios de 12 a 18 pisos de alto. La mayoría de quienes viven allí no son muy adinerados, pero partidos de derecha como Copei, Primero Justicia (el partido de Henrique Capriles) y Voluntad Popular (el partido de Leopoldo López) han hecho un importante trabajo político en el sector, y cierta cantidad de militantes opositores son muy agresivos y violentos.


Este canal de televisión ha sido fuertemente asediado desde el 12 de febrero en la noche por estos militantes agresivos de la oposición, lo que forzó al gobierno a colocar pelotones de la Guardia Nacional Bolivariana custodiándolo permanentemente.

He podido ver como personas de Los Ruices se paran a 3 o 4 metros de distancia de los pelotones que custodian a VTV, y comienzan a gritarles improperios que nadie aceptaría en su sano juicio. He sido testigo de cómo hombres de 35 ó 40 años se paran frente a efectivos de la GNB a plena luz del día, a 3 ó 4 metros de distancia, en momentos en los que no hay manifestaciones y todo el mundo está en la calle caminando y trabajando, y les gritan cosas como:

- Malditos hijos de puta, cubanos de mierda, váyanse de mi país.
- ¡Malditos chavistas de mierda, los mataremos a todos!
- ¡Asesinos! ¡Cobardes! ¡Jalabolas de Maduro!

Y palabras semejantes que también emiten otras personas desde sus carros o desde balcones de los edificios. Varias de estas expresiones las escuché mientras redactaba este artículo, por gente que pasaba en carro o a pie frente a los guardias luego de venir de una marcha opositora en el Unicentro El Marqués.

¿Cuál cree usted que es la reacción de estos Guardias? Ninguna. Se quedan allí, haciendo los que no escuchan nada. Eso debe ser difícil de creer para un español, un chileno o un estadounidense, pero esa es la verdad: el guardia nacional venezolano está formado y tiene órdenes estrictas de ignorar cualquier ataque verbal proferido por civiles, por muy desagradable que sea. Sólo responderán si se les hace algo físicamente (golpes, lanzarles piedras, cohetones, etcétera). Y, en caso de actuar, ellos solamente usan armamento no letal (bastones, lacrimógenas y perdigones plásticos), aunque el caso de Geraldine demuestra tristemente que este tipo de armas pueden ser letales a veces.


He podido ver en los streamings, cómo los opositores tienden barricadas en la calle B de Los Ruices, frente al canal 8, y cuando los efectivos de la GNB se acercan para apagar las barricadas, les lanzan botellas y vasos desde los edificios a lo largo de la Calle B, mientras les gritan "malditos" y "asesinos". El propio chamo que narraba desde el streaming de la calle B, a pesar de ser opositor, admitía las agresiones contra la GNB y las rechazaba.

Calle B de Los Ruices. Al fondo a la derecha queda VTV
También pude ver por mí mismo cómo guarimberos encapuchados provocaban a los guardias, lanzándoles cohetones y fuegos artificiales en momentos en los que éstos simplemente custodiaban las instalaciones del canal o sus accesos.



Y también he visto cómo a aquellos vecinos que intentan conversar con los Guardias, ser amigables con ellos, ofrecerles una bebida o pedirles información, sus propios vecinos les gritan "sapo" (delator), "jalabola" y "chavista de mierda" desde los edificios.

Trabajadora de un centro de salud o CDI que ha sido asediado por opositores
en Los Dos Caminos,  le ofrece bebidas a soldados de la GNB. Esto
 muy difícilmente podremos verlo en las zonas residenciales.
Hasta donde sé, ni la Guardia Civil española, ni los Carabineros chilenos, ni la Policía de Nueva York, ni la Scotland Yard de Londres ni ninguno de los cuerpos de seguridad más respetados del mundo permiten que sus efectivos sean tratados de esta manera: me parece que eso es una falla legal en nuestras leyes que esperemos que los parlamentarios venezolanos solventen en algún momento. Cabe destacar que ninguna persona ha muerto en Los Ruices en más de diez días de asedio y protestas violentas en las calles adyacentes a VTV.

En esta zona hay numerosos chavistas; no somos mayoría, pero sí el 20 ó 30 por ciento de la población, una cantidad importante. Sin embargo, tememos por nuestra vida y nuestra seguridad por parte de algunos de nuestros vecinos. No nos identificamos con símbolos del chavismo por temor de que nos agredan a nosotros o a nuestros familiares, como ya ha ocurrido con varios casos puntuales. Somos nosotros los que no tenemos la libertad por la que otros protestan.
Quienes viven en el exterior deben tener en cuenta la composición social de quienes están manifestando, y de quienes intentan mantener el control.
  • La mayoría de los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana provienen de barrios, de sectores populares, de pueblos pequeños o zonas humildes de otras partes del país.
  • Quienes protestan, son en su mayoría personas de clase media y media-alta de las 4 ciudades con más habitantes del país. No: no son "pequeñoburgueses" ni muchísimo menos son dueños de medios de producción. Son en su gran mayoría universitarios que trabajan por un salario quincenal, o profesionales que trabajan por su cuenta, o estudiantes universitarios, o pequeños comerciantes. En ocasiones, ganan el mismo salario que puede ganar alguien que vive en un barrio. Pero alguien les hizo creer a algunos de ellos, que son de una "clase superior", sólo porque unos viven en edificios del este del Caracas y tienen ascendencia europea, mientras que los otros viven en una casita humilde.
Esto lo escribo en particular para que nuestros lectores de países como Chile, que viven circunstancias totalmente diferentes, puedan comprendernos. Hugo Chávez hablaba constantemente de las Fuerzas Armadas Bolivarianas como "el pueblo en armas", y lo decía de una forma muy literal.

Algunas se lo toman en broma. Ojalá y siempre fuera así.
De allí que usted tiene que ponerse en las botas del GNB moreno de 24 años, con ojos achinados y que proviene de un barrio humilde de Zulia, de una zona campesina de Apure o de un pueblo pesquero de Sucre, que tiene que soportar los insultos de un joven caraqueño de 28 años, descendiente de españoles, italianos o portugueses, que desde un vehículo comprado hace un par de años le dice cosas como "¡Maldito cubano de mierda, asesino, jalabolas de Maduro!". ¿Es esto una lucha de clases? Lo dejo para la discusión.

Pero lo que ocurre en nuestras calles es un trabajo coordinado: mientras un opositor profiere esos insultos, otros cuantos están grabando la escena con sus celulares o cámaras desde los edificios. Se comunican mediante mensajes de texto, Whatsapp, Blackberry o Zello. Todos están esperando que el GNB pierda los estribos, saque su bastón y golpeé al manifestante, o le dispare con su rifle de perdigones. Si el Guardia se equivoca y reprime a quien le está insultado, en cuestión de minutos el video estará rodando en Youtube, será visto por millones de personas y formará parte del material multimedia que llega a cadenas internacionales como CNN, NTN24 Caracol y similares, para decir que en Venezuela se "reprime" y ayudar a justificar una intervención.

Han ocurrido casos sin justificación alguna, que merecen ser castigados.
Pero hay un contexto que debe denunciarse.
¿Por qué les cuento todo esto? Porque la oposición está jugando con fuego, y lo sabe. Hay miles de Guardias Nacionales en varias ciudades de Venezuela, en particular en aquellas donde hay más violencia, como el este de Caracas o los sectores más adinerados de Valencia, Maracaibo o el Táchira, todos sometidos a este acoso, a esta ola de insultos, ataques verbales, faltas de respeto y ataques violentos.

Al insultar y tratar de esa manera a cientos de GNBs todas las noches, al lanzarles objetos contundentes, cohetones y causarles graves heridas a algunos, es estadísticamente inevitable que alguno de estos efectivos pierda los estribos y cometa desmanes, a menudo contra personas inocentes como Geraldine. Aún si me dicen que 999 de cada mil guardias nacionales están muy bien entrenados, el guardia número mil podría cometer desmanes que podrían ser usados para justificar cualquier cosa contra el país. Desmanes totalmente repudiables y aborrecibles, desmanes que jamás vamos a defender ni apoyar. Pero con un contexto que nadie explica, y una finalidad única: causar actos violentos que justifiquen la salida de la presidencia a Nicolás Maduro.

Esta situación de desgaste lleva 11 días ocurriendo en todo el país, contra miles de Guardias Nacionales. Es cierto que los GNB son profesionales, los entrenan para aguantar estos insultos, las guardias se rotan cada pocas horas y ellos tienen una responsabilidad al tener un arma en su poder (sea letal o no). Pero también es cierto que ninguno de estos jóvenes que insultan a la guardia, aguantaría que alguien les dijera "¡maldito italiano de mierda, vete para tu país!"; todos responderían el ataque verbal con violencia y golpes.

Es algo que debe estar escrito en los manuales de golpes de Estado del gobierno estadounidense: lo que se está realizando en este momento es una operación de desgaste contra las Fuerzas Armadas, usando a la población civil, muy probablemente apoyada por elementos entrenados en el extranjero, para causar que cometan errores que, al grabarse y difundirse, justifiquen intervenciones. Y los líderes opositores lo saben. ¿Lo sabrá también el padre o la madre que permite que sus hijos e hijas de 18 años salgan a provocar a la GNB, a lanzarle cohetones o que permite que les lancen botellas y vasos desde su casa?

¿Están conscientes de que, en 1989, el haber hecho eso hubiera causado que la Guardia entrara a sus apartamentos, los sacara arrastrados de sus casas por la fuerza, los golpearan y los desaparecieran, como ocurrió efectivamente en 23 de Enero y El Valle durante febrero de aquel año?


¿Saben estos panas que en El Valle y 23 de Enero aún quedan las marcas en las paredes de los disparos que hicieron los soldados contra los edificios, usando fusiles de guerra y balas reales? Bien haría el gobierno en recordar esto el próximo jueves, cuando se cumplen 25 años de tan terribles hechos.

De allí, que los guardias nacionales deben conversar y ser aconsejados constantemente por sus superiores, para que, por ninguna razón, pierdan los estribos. Las órdenes estrictas del Presidente Maduro es no ceder a la violencia, y todos tienen que tenerlo claro. Tienen que rotar las guardias constantemente en las zonas más conflictivas. Tienen que advertirle a los guardias que, desde los edificios, todo el mundo tiene cámaras y teléfonos celulares, que grabarán cualquier error que ellos cometan, lo subirán a Internet y, al ocurrir eso, dichos guardias tendrán que ser arrestados y pasados a la Fiscalía. Mucho menos se debe caer en el error de tratar de quitarle el teléfono o la cámara a alguien, porque es una violación a sus derechos que también será grabada por otros, y las consecuencias serán peores para ellos y para nuestro país. Los comandantes de la Guardia no deben descartar el uso de psicólogos y mecanismos de relajación para estos panas, que están resistiendo y soportando agresiones que ninguno de nosotros soportaría. Bajo ninguna circunstancia podemos permitir que algo como lo ocurrido a Geraldine Moreno se repita (suponiendo que sea la GNB la culpable).

Tienen que explicarles todo lo que están en riesgo en este momento: todos los avances que el proceso revolucionario ha logrado. Estamos en un intento de golpe de Estado, en circunstancias muy similares a las de diciembre de 2002, pero ahora ellos tienen más dinero, experiencia y asesoría extranjera. Es una batalla que tal vez durará un tiempo muy largo, y tenemos que prepararnos para resistir.


Escrito por
Luigino Bracci Roa
Artículo original: La Guardia Nacional y Geraldine Moreno

«Río Socuy, estado Zulia»















¿Por qué Venezuela?

1. ¿Por qué se dice que en Venezuela se sufre tan grave falta de alimentos que justifica destrozos e incendios, si fue uno de los cuatro países con menos hambre de América Latina en 2012 (de acuerdo con FAO y OMS), esto es inferior al 5%, y uno de los países con mayor índice de niños y jóvenes obesos? Siguiendo la lógica dominante, ¿Por qué no hay peores desmanes en un país hermano como Colombia, en el cual el hambre fue sufrida por el 12.6% de la población, es decir casi el triple que en Venezuela?

2. ¿Por qué si las causas de los destrozos, incendios y manifestaciones es la escasez de productos básicos, se observan acciones de tipo político y no pobladas y saqueos de tiendas y almacenes, que es lo normal y esperable cuando de carencia generalizada se trata, como en República Dominicana en 1984? ¿Por qué uno de los dirigentes opositores, Henrique Capriles, afirma que se debe a “falta de medicinas” si los avances en salud en Venezuela están entre los más destacados de la región?

3. ¿Por qué tanta violencia por supuesta “ausencia” o falta de acceso a comida si The Economist publicaba esta semana que la escasez sólo ha afectado a un 28% de los productos? ¿Por qué los mismos analistas no prevén algo igual en República Dominicana, país en el cual el Latinobarómetro detectó que alrededor del 70% de la población no tiene dinero suficiente para comprar la comida del mes?

4. ¿Por qué el epicentro de las protestas por la “escasez” es Plaza Altamira, en medio de urbanizaciones de clases acomodadas y habitantes con piel tan blanca, y no como es más lógico en barrios pobres y población mestiza, siendo Venezuela el país con mayor proporción de afro-descendientes de Sudamérica, exceptuando Brasil?

5. ¿Por qué Unesco reconoce a Venezuela como el quinto país con mayor matrícula universitaria del mundo, que ha crecido en más de un 800%, siendo alrededor del 75% educación superior pública, y sin embargo no se conoce una sola lucha del “movimiento estudiantil” actual para lograrlo, mientras hay “estudiantes" marchando  contra "torturas" y por "comida"?

6. ¿Por qué si los estudiantes de la educación superior en Venezuela ya superan los 2 millones 600 mil (es decir, alrededor de nueve veces lo que existe en República Dominicana) las manifestaciones que se observan son más bien en forma de focos o grupos de decenas o, a lo sumo, cientos de personas? ¿Por qué si lo habitual y normal es que los estudiantes o sindicatos marchen por más bienes y servicios públicos, y leyes más democráticas y equitativas, los “estudiantes” que marchan en Venezuela lo han hecho por papel higiénico, defendiendo la propiedad privada sobre medios de prensa o negocios de consumo? ¿Por qué no se conoce aún el nombre de ninguna federación u organización estudiantil, ningún pliego de demandas ni el nombre de ninguno de sus más importantes dirigentes o miembros de directivas, y sí se conocen los nombres de connotados y antiguos líderes de la oposición partidista y electoral, involucrados en las acciones golpistas de 2002 y 2013?

7. ¿Por qué y quiénes producen las imágenes falsas de torturas, asesinatos y vejaciones posteriores a los confusos hechos del 12 de febrero de 2014, manipulando fotos de Chile, Europa o Siria para que aparezcan en las redes sociales y hasta en medios como CNN como si ocurriesen en Venezuela? ¿Qué liderazgo democrático y civilista se ha valido de algo así en la historia universal?

8. ¿Por qué si los bolivarianos y sus aliados han ganado las elecciones de 2012 y 2013, incluidas las municipales de diciembre recién pasado cuando obtuvieron el 55% de los votos y el 76% de las alcaldías, se habla de que el oficialismo es hoy “minoría? ¿Por qué se propone su renuncia como salida a “la crisis” o un referéndum revocatorio, fuera de todos los plazos y procedimientos legalmente establecidos para ello en la Constitución hecha con el propio liderazgo bolivariana? ¿Por qué se invoca la falta de diálogo si hace apenas dos meses se dio en Venezuela un encuentro histórico entre el Ejecutivo nacional y todos los alcaldes recién electos, incluyendo oficialistas y opositores, y por tanto con la participación de todos los partidos y posiciones? ¿Con quién se dialoga, quién dirige o lidera “la crisis”?

9. ¿Por qué el principal –y prácticamente único- vocero de las manifestaciones, supuestamente pacíficas y alentadas por la ineficiencia” del gobierno, es Leopoldo López, persona que no cuenta con ninguna representación salvo la de su minúsculo partido, y su llamado más importante es, desde hace meses, “sacar a quienes gobiernan”? ¿Por qué no usan las gobernaciones, alcaldías y curules en las Asambleas nacional y estatales para proponer un curso de acción pacífico y político, y por qué no canalizan a través de su enorme incidencia mediática las denuncias de “corrupción”, “fraude”, “totalitarismo”, “hambre y “represión” con pruebas contundentes e irrefutables –no por twitts ni cápsulas de Youtube- cómo sí hacían las oposiciones a Trujillo, Balaguer, Pinochet o Videla?


Tomado de «Unas preguntas sobre Venezuela», de Matías Bosch (matias.bosch@gmail.com).

jueves, 20 de febrero de 2014

COMUNICADO

MOVIMIENTOS SOCIALES Y ACTIVISTAS DE LAS COMUNIDADES DE SOFTWARE, HARDWARE, CONOCIMIENTO Y CULTURA LIBRES, CONTRA LOS ATAQUES, GUARIMBAS Y GUERRA ECONÓMICA EN VENEZUELA


Los abajo firmantes, activistas y movimientos sociales de la comunidad venezolana de Software, Hardware, Conocimiento y Cultura Libres, manifestamos nuestro profundo rechazo a los recientes acontecimientos ocurridos en la nación, que constituyen un ataque al Estado de Derecho representado en Venezuela por el Gobierno Bolivariano, y extendemos ese rechazo a los antecedentes que ofrecen soporte al actual escenario, desde octubre del año 2012, momento de la victoria aplastante del Comandante Supremo de la Revolución, Hugo Chávez Frías; triunfo que confirmó la voluntad de un pueblo que quiere vivir en paz y en un modelo democrático socialista.

Tras el decimosexto triunfo del proceso revolucionario en octubre de 2012, comenzó una guerra económica, que ha continuado hasta hoy. La misma se ha acompañado de manifestaciones de odio contra el pueblo soberano, muy especialmente tras las elecciones de abril de 2013, en las que el camarada Nicolás Maduro obtuvo la presidencia. En esa ocasión, el llamado de la oposición generó la persecución y el asesinato de 11 personas.

En el 2014 la oposición ha añadido al cóctel tóxico ya descrito una guerra psicológica que aprovecha la ingenuidad de algunos jóvenes, y utiliza a presuntos estudiantes que, dirigidos por un plan golpista, han interrumpido el tránsito con barreras incendiarias, han destruido espacios verdes, bienes y servicios del pueblo, generando el caos y descontento generalizado. Nuestro clamor se une al de millones de Venezolanos que desde el inicio de la Revolución Bolivariana hemos querido vivir en paz, intentando disfrutar nuestro derecho a la libre circulación y permanencia.

Denunciamos que un pequeño sector, animado por la ambición y el odio de clase, pretende tomar el poder e incrementar su capital. Para ello son capaces, incluso, de propiciar una intervención extranjera desde Estados Unidos de América y sus aliados, como ha ocurrido históricamente, y ocurre actualmente en otros países petroleros del mundo.

Estamos en unidad plena, orientados a una nueva concepción de Estado comunal, solidario y revolucionario y por ende respaldamos totalmente las medidas necesarias que deba tomar el Gobierno Nacional, liderado por el Presidente Constitucional y legítimamente electo, de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros; heredero político del Comandante Hugo Chávez, quien siempre creyó en nuestro movimiento liberador del Conocimiento y del uso de tecnologías libres de la “Patria Grande”, como una herramienta para la libertad e independencia tecnológica de nuestros pueblos. Tal mandato se ha estipulado en Venezuela en el numeral 1.5.3 del Plan de la Patria.

Quienes quieran violar la Constitución y el mandato popular, se toparán con un pueblo organizado y en las calles, presto a defender a Su Presidente, su Revolución y los logros pasados, presentes y futuros.

¡Patria o muerte! ¡Venceremos!

martes, 18 de febrero de 2014

«No pasará la Oligarquia»

De no ser por el twitter y las demás informaciones que pasan por la internet, no pasaría nada grave en Venezuela. 

Sólo un grupo de jóvenes aburguesados que creen que las palabras del twitter son más verdad que los hechos reales.




Estos dos personajes planifican la guerra en internet  mientras
ven con comodidad palaciega los destrozos focalizados en Caracas.

Este otro personaje acelera la formación de la nueva arquitectura militar de los estados unidos
en sudamérica.



En Colombia, cómplice de los estados unidos, están los centros de conspiración activos.


Nicolás acusa con justicia a Uribe y sudamérica no puede aceptar otra disculpa.


Los aburguesados, la iglesia parasitaria, militares corrompidos esperan con complacencia
más violencia y más muertos para pedir la protección-invasión de tropas en Venezuela. 



¿El pueblo seguirá enterrando a sus muertos envueltos en consignas revolucionarias?

«La oposición venezolana sigue mintiendo»

La oposición venezolana sigue mintiendo.

http://comandochavez.com/