jueves, 2 de septiembre de 2010

«Policultivos acuipónicos» (1era parte)»

Los policultivos acuipónicos
son sistemas biológicos integrados que enlazan la acuicultura de recirculación con la producción hidropónica de hortalizas, flores o hierbas. Avances recientes por parte de productoras, productores, investigadores e investigadoras, han convertido la acuiponía en un modelo agroalimentario sustentable.

La acuiponía, también conocida como la integración de la hidroponía con la acuicultura, es un sistema biológico integrado para la producción de alimentos que está generando mucha atención. Los policultivos acuipónicos sirven como modelo de producción sustentable porque respetan ciertos principios:
  • Los desechos de un sistema biológico sirven como nutrientes de un segundo sistema biológico.
  • La integración de peces y crustáceos con plantas resulta en un policultivo que aumenta la diversidad y brinda múltiples alimentos.
  • El agua es reutilizada mediante la filtración biológica y la recirculación.
  • La producción local de alimentos mejora la economía comunal y garantiza la seguridad alimentaria mediante el acceso a comidas más saludables.
En un sistema acuipónico el efluente rico en nutrientes que sale del tanque de peces es utilizado para fertirrigar barbacoas de cultivos hidropónicos. Esto es beneficioso para los peces porque las raíces de las plantas y las rizobacterias remueven los nutrientes del agua. Estos nutrientes (producto de las heces y alimentos no consumidos) son contaminantes que de otra manera se acumularían hasta llegar a niveles tóxicos en los tanques de peces, pero son más bien utilizados como abono orgánico líquido para las plantas cultivadas hidropónicamente.

A su vez, las barbacoas hidropónicas funcionan como biofiltro (removiendo amoniaco, nitratos, nitritos y fósforo) para que el agua depurada pueda ser recirculada a los tanques. Las bacterias nitrificantes que viven en las superficies del sistema y asociadas a las raíces de las plantas cumplen un papel crítico en el ciclo de nutrientes; sin estos organismos todo se detendría.

El interés en los sistemas acuipónicos se ha generado por varias razones:
  • Los productores y las productoras de hidropónicos ven la irrigación fertilizada por las heces de los peces como una fuente de abono orgánico que permite que las plantas crezcan bien.
  • Las acuicultoras y los acuicultores ven los hidropónicos como un método de biofiltración para facilitar la acuicultura intensiva con recirculación de agua.
  • Los productores y las productoras en ambientes de cultivo protegidos ven la acuiponía como una vía para obtener hortalizas hidropónicas orgánicas, ya que el único insumo externo es el alimento de los peces y todos los nutrientes atraviesan procesos biológicos.
  • La acuiponía permite la producción de hortalizas frescas y proteína de pescado en regiones áridas y en granjas con limitaciones de riego, ya que es un sistema de reutilización de agua.Los sistemas acuipónicos son ejemplos funcionales de producción sustentable de alimentos donde la agricultura vegetal y animal están integradas y el reciclaje de nutrientes y la filtración del agua están enlazadas.
  • Además de sus aplicaciones comerciales, la acuiponía se ha convertido en una herramienta de capacitación sobre bio-sistemas integrados en los programas vocacionales de agricultura y clases de biología de bachillerato.
La tecnología asociada con los policultivos acuipónicos es compleja. Requiere la habilidad de gestionar simultáneamente la producción e intercambio de dos o más productos agrícolas diferentes. Hasta mediados de los 80, la mayoría de los intentos de integrar artificialmente hidroponía y acuicultura tuvieron éxito limitado. Sin embargo, algunas innovaciones realizadas a partir de esa década han transformado la tecnología acuipónica en un sistema viable de producción agroalimentaria.

No hay comentarios: